Chocolate blanco.

¡Qué tal! Seguramente si estás leyendo esto es porque te gusta el chocolate blanco y tienes curiosidad acerca de qué tengo que decir respecto a este producto.

Lo que usualmente llamamos chocolate blanco es un dulce elaborado a base de azúcar, manteca de cacao (en un 34%) y leche. En este la manteca de cacao no debe ser menor que el 25%, la grasa de la leche no menor que el 3.5% y la de azúcar (deducida la lactosa) no mayor que el 55%. El punto de fusión de la manteca de cacao es lo suficientemente elevado para mantener el chocolate blanco sólido a temperatura ambiente, pero lo suficientemente bajo como para hacer que se funda en la boca.

En contraste con el color normalmente oscuro del chocolate, el chocolate blanco es amarillo claro o marfil. Como el cacao se añade en forma de manteca en lugar de sólidos, ha habido cierta discusión sobre si el chocolate blanco es chocolate auténtico.

Aunque el chocolate blanco se elabora de la misma forma que el chocolate con leche y el negro, no lleva pasta, licor ni sólidos de cacao. Algunos preparados para baños de pastelería se elaboran a partir de grasas baratas sólidas, vegetales hidrogenadas y animales, y por tanto no están derivadas del cacao. Estos preparados pueden tener color blanco (a diferencia del tono marfil del chocolate blanco) y carecen del sabor de la manteca de cacao.

Los chocolates blancos presentaron actividad antioxidante inferior al resto de los chocolates analizados a pesar de que los mismos no contienen cacao en su formulación; se ha reportado que la manteca de cacao con el resto de los ingredientes durante la manufactura pudiera contribuir a la actividad antioxidante en este tipo de chocolates. Serafini et al., 2003, señalan que la formación de enlaces secundarios entre los flavonoides del chocolate y las proteínas (péptidos) de la leche durante la elaboración del producto podría ser una de las razones por la cual se puede presentar actividad antioxidante en el chocolate blanco.

Debido a la mayor cantidad de azúcar y de grasa, el chocolate blanco es ligeramente más calórico que el chocolate oscuro.

Así que ahora sabrás que el chocolate blanco en realidad es grasa, es por eso que no tiene la tonalidad oscura característica.

Muchas gracias por leer esta entrada. Les deseo lo mejor hoy y siempre.

Saludos.

 

María SE.

toa-heftiba-288437

Referencias:

Fernández V. (2012) ACTIVIDAD ANTIOXIDANTE DE CHOCOLATES COMERCIALES VENEZOLANOS. Recuperado el 19 de junio del 2017, de http://www.redalyc.org/pdf/1698/169823914141.pdf

Koppmann M. (2014) El chocolate y sus misterios. Recuperado el 19 de junio del 2017, de http://cienciahoy.org.ar/2014/08/el-chocolate-y-sus-misterios/

De la Mota H. (2007) El libro del chocolate. Recuperado el 19 de junio del 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s