ALIMENTACIÓN LIMPIA. ¿MODA?

En estos días está de moda comer sano, orgánico, de forma limpia y sin conservadores. Las redes sociales cada vez más se ven repletas con imágenes de comida “perfecta”, poniéndonos a pensar que si no comemos así no podremos alcanzar la felicidad o estilo de vida que los publicadores aparentan tener.

Antes que nada definamos qué es alimentación limpia, ésta se basa en alimentarse lo más cercano a lo que la naturaleza nos brinda, como lo son frutas, verduras, granos ancestrales como la quinoa, el amaranto y la chía, animales que no han sido maltratados y tuvieron un rigor mortis debido y que han sido alimentados con pastos del campo. ¡Esta idea no está mal! Al contrario, es un buen inicio. El problema viene con los abusos y las obsesiones que terminan perjudicando nuestra salud y economía.

Por eso vamos a supermercados que ofrecen productos de un alto costo económico, ofreciendo alimentos libres de aditivos, sin azúcar pero con sabor dulce, con proteína añadida de procedencia dudosa, frutas y verduras sin pesticidas y de un color brillante y hermoso. ¡Vaya! Todo un manjar de comida perfecta la cual a la hora de pagar es sorprendente el monto final.

Nos vemos envueltos en un ámbito tan manipulado que nuestro sentido común se ve perjudicado.

Yo les propongo:

  • Comprar frutas y verduras en el puesto más cercano de tu casa, y lavarlos bien antes de consumirlos. Ir a pie para caminar un poco y cargar las bolsas para activarnos tantito más.
  • Aprendamos a leer las etiquetas. Subiré otra entrada para platicarles más de esto.
  • Dejar de pensar que todos los productos envasados e industriales son malos para la salud.
  • Si no tienes diabetes o alguna enfermedad del estilo, ¡claro que puedes comer comida dulce y postres! Pero poquito y en cantidades medidas. El problema viene cuando nos excedemos y queremos compensarlo con las emociones.
  • Variar nuestra dieta y consentirnos con comida rica en vitaminas y minerales, ácidos grasos buenos y proteínas de calidad como lo son el salmón, el atún, el pollo, la carne de res, cerdo, venado, etc.
  • No lograr manipularnos por las redes sociales. Confiar en nuestra alimentación y seguir nuestro sentido común.

Espero que les haya sido útil.

Besos.

María SE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s